Aprende a mezclar kick y bajo como un profesional

En la vida del productor musical hay muchos momentos cruciales que nos hacen sudar la gota gorda.

 Uno de los más problemáticos es aprender a mezclar kick y bajo como un profesional, tratando de conseguir que sus frecuencias no se pisen.

Nosotros lo sabemos bien, se trata de una tarea complicada, pero en este artículo te daremos varias pautas y consejos para que lo manejes de la mejor forma posible.

Técnicas que debemos aplicar para que kick y bajo suenen bien en conjunto

A continuación, te explicaremos diferentes técnicas que debes aplicar para que kick y bajo suenen perfectamente en conjunto.

Ecualización

Esta técnica es la base de la primera dimensión (frecuencia). Si no sabes lo que es ecualizar te lo explicamos: es el proceso/arte de modificar la amplitud de ciertas frecuencias o grupo de frecuencias pertenecientes a la señal audible de una señal de audio.

Para hacer este proceso, tenemos que insertar en la sección de efectos de cada canal de una de las pistas que queramos ecualizar un ecualizador. Hay cantidad de ecualizadores, tanto gratuitos, de pago y nativos así que puedes usar el que más te guste.

Tienes que saber que se deben ecualizar todos los sonidos que coinciden en tiempo y comparten frecuencias. Si pasa esto, nuestros sonidos se pisarán y es lo que se conoce como masking, cuando dos sonidos similares se pisan en ciertas frecuencias y uno de los sonidos hace que el otro no se escuche en ese rango.

Tenemos que saber cuál de estos sonidos debe ser el protagonista.

En este caso tiene que ser el kick, por lo tanto, tenemos que quitarle al bajo las frecuencias que coinciden con el kick. En la imagen siguiente tenemos los espectros de frecuencia del kick (izquierda) y bajo (derecha).

Como ves, coinciden muchas frecuencias sobre todo en el rango entre 35 y 100 Hz, donde está toda la energía, por lo que debemos arreglarlo. Para hacerlo correctamente tenemos que ver donde se encuentra toda la energía del kick, en este caso está en torno a 80 HZ y suprimir esa energía en el bajo.

         

Una vez reducido la energía del bajo con respecto al kick y encontrado donde se encuentra la energía del kick les haremos un low cut, en este caso al bombo alrededor de 70 Hz, ya que el rango entre 20/25 y 70 Hz estará ocupado por el bajo, dándole ese cuerpo a nuestro tema, como os enseñamos en la siguiente imagen.

Esto lo hacemos por que por detrás de 20/25 Hz lo que se aprecia básicamente es ruido.