Conoce el sistema para mejorar tu mezcla

En una canción tenemos que ser muy cuidadosos con la posición de sus diferentes elementos. Si controlas que los sonidos protagonistas de tu tema suenen más de cerca y los sonidos secundarios suenen más al fondo te convertirás en un/a profesional del sonido.

En este artículo te vamos a mostrar el sistema CUBE, lo que hará que veas las siguientes canciones que hagas de una forma totalmente diferente, como si de un puzle en tres dimensiones se tratase.

¿Qué es una buena mezcla?

Empezamos planteando esta pregunta rápida y sencilla.

¿En qué consiste una mezcla?

No es más que un conjunto de procesos basados en configuración de pequeños matices del sonido que a simple escucha no son fáciles de detectar (la mayoría), pero que aplicados de forma ordenada y con criterio harán en su conjunto que tu canción suene con calidad competente dentro del mercado de la industria musical.

Este proceso se puede comparar con el de adelgazar marcándote micro objetivos.

No es lo mismo ser alguien sedentario que ser una persona que, aunque no haga deporte, realiza en su día a día hábitos saludables.

Son pequeños cambios que en conjunto consiguen lo propuesto, en la mezcla pasa lo mismo ya que tan sólo tienes que unir y realizar esos pequeños detalles y matices para conseguir un buen sonido.

Entiende el sistema CUBE

Con el sistema CUBE lo que conseguirás es ver la canción en tres dimensiones, formada por todos los elementos que la componen.

Con un trabajo constante y una correcta formación, como puedes lograr con nosotros, conseguirás un cubo simétrico y perfecto, es decir, una canción en la que todas sus partes estén en el sitio correcto para que suene de forma profesional.

¿Qué dimensiones componen nuestro cubo-canción?

La primera dimensión es el espectro en frecuencia que se trata de el Eje Y (vertical), yendo desde los 20kHz a los 20 Hz.

La segunda dimensión se trata de la panoramización (ancho estéreo) siendo el Eje X (horizontal), encontrándose la posición de los elementos (izquierda, centro y derecha).

Y en la última dimensión tenemos la profundidad (volumen/amplitud, potencia RMS y reverberación), siendo el Eje Z, lo que hará que los sonidos principales se escuchen más cercanos y los secundarios más lejanos.

Con este método aprenderás a ubicar cada una de las pistas de tu canción en el lugar del sistema CUBE que le pertenece.

Así conseguirás que tu canción se escuche de forma nítida, balanceada y con sonidos en diferentes planos de profundidad, potencia y protagonismo.

Observa como los sonidos se mezclan en el sistema CUBE

Anteriormente te contábamos que era el sistema CUBE y cómo este cambiaría nuestra forma de ver la música.

A continuación, vamos a seguir desarrollándolo, pero en este caso de una forma más visual para que veas como los sonidos se mezcla en el sistema CUBE y entiendas aún mejor donde colocar los elementos que conforman tu canción.

Michael Jackson – Thriller

Para que entiendas como los sonidos se mezclan como si piezas de un puzle en tres dimensiones se tratase te vamos a mostrar un vídeo en el que vemos los elementos de uno de los clásicos de la música moderna.

                                  

Tienes que tener en cuenta que el vídeo se ve desde la perspectiva en la que apunta la flecha. Teniendo la frecuencia como la altura, el ancho se trata del stereo y lo profundo la cercanía o lejanía.

Además, te dejamos una captura del vídeo indicando estos parámetros para que lo entiendas mejor.