Te dejamos algunos consejos para que tu mezcla suene profesional

En el mundo del sonido no hay ningún truco para sonar como los Dioses, pero en este artículo os vamos a dar algunos consejos para que tu mezcla suene profesional y que puedas aplicarlos en todas tus próximas canciones.

Primer paso: Ubicar pistas en frecuencia (1ª dimensión)

¿Conocéis ya el sistema CUBE verdad?

Si no lo conoces haz click aquí que te va a venir muy bien para entender este paso.

A continuación, queremos enseñarte como colocar los sonidos en el eje vertical. Hay que colocarlos primero en frecuencia, ya que, es la manera de limpiar el espectro de cada sonido para que sólo suene en sus frecuencias naturales o en las que queremos que englobe a esa pista.

Para comprender mejor lo que tenemos que hacer te dejamos por aquí una imagen, porque a veces una imagen vale más que mil palabras.

     

Como ves, en la primera imagen tenemos los diferentes elementos desordenados, chocándose unos con otros lo que hará que nuestro tema no suene bien.

Una vez aplicado el proceso de mezcla y algunos procedimientos más como, por ejemplo, el sidechain entre kick y bajo obtendremos la segunda imagen, estando los elementos en su lugar correcto.

Por supuesto, hay algunos instrumentos que se pisan en cierto rango de frecuencias, ya que siempre que mezclamos sonidos lo hacemos escuchando otros de referencia.

Segundo paso: Ubicar pistas en campo estéreo (2ª dimensión)

Una vez completado el espacio de la frecuencia nos centramos en el campo estéreo, en el eje horizontal. Al igual que en el anterior paso te vamos a poner una imagen para que lo entiendas mejor:

Como puedes observar, antes de modificar el campo estéreo vemos que todos los sonidos están en su mayoría en el centro con cierto ancho estéreo, ya que si no solo veríamos una línea en el centro.

Una vez aplicado el paneo y plugins ensanchadores obtendremos unos sonidos situados más a la derecha, otros a la izquierda, otros con un estéreo más grande para que suenen más envolventes, como puede ser el piano, y viceversa, como ocurre con la vocal que está más estrecha y centrada.

Tercer paso: Ubicar pistas en profundidad (3ª dimensión)

Una vez completados los pasos anteriores y estén limpios nuestros sonidos, además de estar posicionados en su campo estéreo los llevaremos adelante o atrás, según el tipo de protagonismo que queramos darle o que deba tener.

Una vez más, os mostramos una nueva imagen para que lo entendáis mucho mejor: